En este post os traigo un tema interesante pero un tanto chirriante para los detractores de Linux Mint y Ubuntu fan boys, y no es otra cosa que su política de actualizaciones.

Linux Mint, con la premisa de entregar un producto lo más estable posible a sus usuarios, tiene una política de actualizaciones poco corrosiva, todo esto buscando siempre la estabilidad en el equipo del usuario.

¿Se sacrifica seguridad para ofrecer estabilidad? Yo pienso que no, no creo que Linux Mint le haga eso a sus usuarios.

Esta política de actualizaciones se maneja desde el Administrador de Actualizaciones, y eso es lo que os muestro en el vídeo de hoy.

Como trabaja, configuración, manejo, etcétera. El vídeo de hoy, aún con la voz griposa, si es interesante, no os lo perdáis.

Vídeo disponible a 1080p HD, ideal para verlo a pantalla completa. Enlace directo a Youtube.