No entendéis nada

Me habéis visto, me habéis oído, me habéis juzgado, con todo lujo de detalles y parámetros.

Habéis encontrado mis escondites, habéis medido el compás de mi respiración, habéis analizado hasta el color de mis sandalias.

Habéis hecho un retrato robot de mi corazón, habéis escudriñado mis palabras, deducido mis sueños, calibrado mis emociones.
Habéis encontrado cientos de claves para desencriptar mi mente y, contra todo pronóstico, no habéis entendido nada.

Y es que vosotros no sabéis cómo me cambia la cara en primavera, no habéis visto mi alma estirándose al sol. No me habéis sentido vibrar en un concierto, no sabéis qué música suena en mi cabeza cuando río. No me habéis apretado la mano hasta quedarme dormida, no tenéis ni idea de cómo beso, de cómo bailo, de cómo suspiro, y no entendéis nada.

¿Qué vais a entender? Si no me habéis visto explorar lo inexistente, si no sabéis cuántas veces he viajado en el tiempo, si no entendéis que hay lugares a los que nunca vais a poder seguirme, si no sabéis a qué sabe un cortocircuito en mi planeta, si ni siquiera habéis adivinado de qué color veo el cielo.

¿Qué queréis entender, si no entendéis nada?

Texto íntegro obra de | Terafobia

10 comentarios sobre “No entendéis nada

Agrega el tuyo

  1. No es por nada pero alguien tendría que decirle a esta chica que todo lo que ha dicho al 99 por ciento de nosotros nos la trae floja. No es que no la entendamos es que ni nos lo planteamos siquiera.

    Me gusta

    1. Te entiendo. Yo también me siento a veces un tipo más duro de lo que en realidad pueda ser (que tampoco lo sé).

      Pero al igual que no creo que en la mayoría de los casos uno se encuentre siempre con gente mala y gente buena de una pieza, tampoco creo en tipos esencialmente duros y tipos más sensibles que expresen su vulnerabilidad las 24 horas del día.

      Y gracias que es así y, como dice Yoyo, no sólo de Linux vive el hombre, ni -agrego yo- de partidos de fútbol, ni de modelos de 90-60-90, ni de paella, ni de conducir un deportivo, y sigue contando… Todo eso es fantástico, sin duda, debido a las sensaciones y emociones que nos reporta.

      Pero a veces pasas -¿tú nunca?, no lo creo- por ciertos tragos o, incluso, ciertas largas temporadas en que las circunstancias te rompen el alma y no logras ver cómo pegar de nuevo lo mejor posible sus pedazos.

      Creo que si en este asunto hay una diferencia fundamental en entre unos y otros, es la necesidad de expresión, que unos tienes y otros no, acerca de su estado emocional. No pienso realmente que una opción sea mejornque la otra. Quizás su utilidad dependa de las personas y, en consecuencia, de la pequeña cuota de felicidad que ganemos en nuestra escalada durante cada terapia personal de recomposión.

      A algunos les puede ayudar más que a otros comunicarse así. Por eso estimo muy respetable manifestaciones de este tipo, aunque no sean precisamente de mi cuerda.

      Me gusta

  2. olé! que grande esta tipa!!! me encanto su poesia sincera desde el alma…el que no lo entienda….en fin…
    salu2, gracias yoyo, no conocia a esta persona y su canal! me encanta!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: