A día de hoy aún son muchos los usuarios que a la hora de querer grabar una imagen ISO de su distro Linux favorita a un USB no saben como hacerlo, o bien eligen herramientas no compatibles, según distro, como UNetbootin, aplicación que no goza de ninguna simpatía por mi parte.

En mi caso, y desde que dejé de usar “dd” por la terminal, para crear mis live USB de Linux uso ImageWriter, nunca falla y está en los repos de las principales distros, alguna vez también he usado dd Utility con excelente resultados.

Hay algunas otras aplicaciones que no conozco así que como no las he probado no voy a recomendarlas, no suelo hablar de lo que no pruebo por mi mismo.

A la actual oferta se suma otra utilidad llamada Etcher, una utilidad de elegante diseño y además Open Source.

Etcher es muy fácil de usar y está construida con con las tecnologías de internet, escrita en Javascript y soportada por una serie de módulos NPM. Su interfaz gráfica usa AngularJS, ES6 y Componentes Web.

La aplicación también está disponible en modo CLI, o sea, en modo línea de comandos.

Etcher es multiplataforma estando disponible para MacOS, Windows y Linux en paquetes AppImage. Los paquetes AppImage son compatibles con la mayoría de las grandes distros Linux, si no sabes como se instalan pásate por aquí.

Por el momento no tienen pensado crear paquetes .deb y .rpm.

Para quien quiera revisar su código está disponible en Github.

Su uso es bastante sencillo como veréis en las imágenes que dejaré a continuación. Enchufáis vuestro USB, yo suelo meterlo ya formateado en FAT32 y en sistema de particionado GPT o MS-DOS según requiera, localizáis la ISO, el USB y le dáis a Flash!

Probado en mis máquinas con una ISO de Ubuntu y funcionando 😉

En el apartado herramientas tenemos tres opciones, reporte de errores, auto desmontar la imagen al finalizar y validar el volcado tras la finalización. Activar o desactivar al gusto.

Si no te manejabas con otras herramientas, ya no tienes excusa para crear, de una manera elegante, tus USB Live de Linux y ser la envidia de tu cuñado, ese al que apenas tragas, y de tu primo de Cuenca.

Que la fuerza del Kernel os acompañe 😉

Vía | OMG Ubuntu