No pienses que me rindo fácilmente, pero tampoco pienses que soy un valiente.

Todo lo que conoces de mi puede variar en función de como me trates, de como me mires, de como me susurres al oído.

Tal vez sería mejor dejarte pasar sin llamar la atención, tal vez tenga poco que ofrecerte, o tal vez a ti te baste con lo poco que tengo. Tal vez.

El sol siempre sale aunque nos empeñemos en escondernos para no verlo, y es que este astro sabe todo de nosotros y de como agachamos la cabeza y nos damos la vuelta para evitar enamorarnos.

No pienses que me rindo fácilmente, pero tampoco pienses que soy un valiente. Solo soy el resultado de mis miedos y de mi valentía calculada.