Debian solo hay una y a ti te encontré en la calle…

Si, vale, lo se. Muchas otras distros Linux tienen el Kernel 4.1.4, otras incluso ya incluyen el 4.2 RC en sus repos, pero no son Debian.

¿Sabías que por cada usuario de distro .deb que no usa Debian muere un gatito? a todo el mundo le gusta los gatitos ¿tu no quieres eso, verdad? 😦

Dejando de lado esta singular presentación nos remangamos y vamos al salmorejo 😉

Hoy, en mi actualización distrera mañanera, me encontré con una grata sorpresa cuando le tocó el turno a mi Debian testing (stretch), son de esas cosas que te ponen los ojos brillosos. Ya tenemos el Kernel 4.1.0 como actualización en repositorios.

Que no te engañen, si no es Debian no es Debian. No aceptes imitaciones.

Como ya he dicho en otras ocasiones, en Debian es en la única distro donde me logeo como root a la hora de usar la terminal para instalar paquetes o actualizar. Por costumbre siempre hago el mismo procedimiento.

root@debian:~# apt-get update && apt-get upgrade && apt-get dist-upgrade

Una vez termina el upgrade comienza el dist-upgrade donde nos informa que el kernel va a ser actualizado y necesita instalar el nuevo 4.1.0-1. Aceptamos sin miedo, como el niño que hace caso a su madre cuando le dice que ande por la acera en vez de por el asfalto.

En la imagen vemos claramente como vamos a pasar del Kernel 4.0.0-2 al 4.1.0-1.

Ya ahora vemos el después de reiniciar.

Para los que como yo, suelan compilar manualmente paquetes en sus Debian, también es necesario instalar las cabeceras del kernel, o linux-headers. Podemos hacerlo cómodamente desde el gestor de paquetes Synaptic (larga vida a Synaptic)

En la captura, remarcado en azul.

Los linux-headers conllevan estas dependencias que se nos instalarán de manera automática.

Si nos fijamos en la imagen de Synaptic vemos que donde pone el kernel 4.1.0-1-amd64 en versión instalada nos muestra la 4.1.3-1, esto es algo que no entiendo bien, supongo que la imagen del kernel que nos meten es la 4.1.0 construida con las actualizaciones de la 4.1.3. Si alguien sabe de este tema ruego que me lo aclare en los comentarios 😉

Una vez que todo el proceso de actualización/instalación ha concluido tenemos dos ramas del kernel 4, la 4.0.0 y la 4.1.0. Bien podemos, iniciando desde la 4.1.0, eliminar la 4.0.0 si no la queremos, o conservar ambos kernels por si uno nos falla tener otro de repuesto. Yo siempre aconsejo tener mínimo dos kernel en una distro, no ocupan nada y nos puede salvar de algún susto.

Al reiniciar, si conservamos ambos kernel, en el GRUB en opciones avanzadas veremos ambos kernels y tendremos la posibilidad de iniciar con el que queramos, por defecto siempre iniciará con el más alto, osease, con el 4.1.0.

Perdón, me confundí, esa es la imagen del bocata de calamares que me comí anoche 😀

Esta es la imagen del GRUB 😉

Me fascina Linux y me fascina Debian. Cada distro tiene su encanto, por supuesto, pero Debian tiene ese no se que que que se yo, algo que me pone cachondo, y en la rama testing, que realmente es bien estable, hay actualizaciones prácticamente a diario.

Debian testing ya integra Gnome 3.16, pero algo que están haciendo muy bien, al menos en mi opinión, es mantener aún ciertos paquetes en Gnome 3.14, como el navegador de archivos Nautilus, mucho más completo en 3.14 que en 3.16 donde prácticamente es un chiste de lo que debe ser un navegador de archivos.

Larga vida a Debian, larga vida a Linux 🙂