Si tuviera que definir este 2015 en tres palabras serían estas: Dos Mil Quince. Fuera de coñas, no soy de los que hacen balance a final de año pero si tuviera que destacar algo del año que nos abandona sería mi eterno amor por Linux y mi vuelta a la lectura poética. He vuelto a comprar libros de poesía.

Como podréis ver en las capturas que dejaré después, apenas falta una hora para terminar el año y entrar al nuevo 2016, y estas son más o menos mis conclusiones. Por supuesto no es una lista de todo, sino de lo que yo, mas o menos, uso en mi día a día, y recuerdo en este momento.

En el apartado tecnológico:

  • La distribución Linux perfecta: Antergos Gnome (hija de Arch)
  • Escritorio perfecto: Gnome Shell, Gnome
  • Mensajero perfecto: Telegram
  • Voz: Mumble
  • Audio: Audacity, Ocenaudio, audio-recorder, Deadbeef
  • Video: MPV, VLC, Handbrake
  • Navegador: Firefox, Chrome
  • OS secundario: OS X El Capitan
  • Distro Linux eterna: Debian Gnome

Concerniente a logros digitales:

  • Comunidad Deb Linux y Salmorejo Geek: De lo mejorcito, me siguen allá donde voy, aún con mis fallos y errores (y aciertos)
  • Descubrimiento destacado: Posts en audio, los llamados podcast
  • Canal Youtube: Siguen apoyando, gracias
  • Redes libres: Sigo apoyando y creciendo en redes libres como GNU Social y Diaspora (poco a poco)

Agradecimientos especiales:

Quisiera agradecer enormemente a todos los compañeros que siguen a mi lado a pesar de mis malas rachas, y en los buenos momentos, también, claro.

  • A Anke Boersma (KaOS dev) por todo el apoyo y confianza que me mostró desde un principio, aunque ya no esté en KaOS.
  • A Sergio tarteka por todo el apoyo técnico detrás de bambalinas. Sin el no sería posible ni Killall Radio ni el server Mumble.

  • A todos los amigos del grupo Telegram, ellos bien saben quienes son (incluyendo a los Arch fan boys)

  • A todos los compañeros latino-americanos, tanto a los que hablamos a diario como a los que se mantienen en un segundo plano. A ellos les debo mucho

  • A todos los compañeros y visitas de España: A ellos le debo otro tanto

  • A aquella gente que no me soporta con o sin razón, pues de igual manera contribuyen a que no seas olvidado y se hable de ti.

  • A las chicas de G+, Twitter y Telegram (ellas saben quienes son) gracias por sonreír 😉

  • A toda la red de blogs amigos, aprendo día a día mucho con ellos, de ellos.

Podría seguir pero seguro que me dejaría cosas y gente atrás, y tampoco es plan. Tengo muy mala memoria.

Todo esto que cuento, al borde del 2016, se podría resumir en muy pocas palabras. Gracias a todos por seguir ahí y por hacerlo posible. En este mundillo nada somos sin vosotros, y vosotros sois nuestra verdadera fuerza.

Ojalá que el 2016 no nos traiga Kernel Panics y nos dejen, y podamos, ser lo que nos gusta, lo que soñamos, lo que compilamos.

Que la fuerza os acompañe 😉