Suele pasar que, los que nos manejamos en distintos sistemas operativos, llegamos a la coyuntura de tener que buscar un sistema de archivos idóneo en el que tener nuestros discos duros, particiones o memorias USB, comunes a esos distintos sistemas operativos.

Tomando mi caso de ejemplo, ya que estamos en mi blog, me encuentro con que tengo entre todas mis máquinas los tres grandes sistemas operativos de escritorio, GNU/Linux, OS X y Windows, y un HDD USB de 1 TB que me sirve para compartir archivos entres estos sistemas operativos.

Yo soy de los que, para compartir archivos entre mis sistemas, paso de nubes y prefiero lo local, o sea, tenerlos en un HDD USB o Pendrive. Necesito entonces tener estos dispositivos formateados en un sistema de archivos que estos sistemas puedan leer y escribir sin problemas, y ese formato es exFAT.

exFAT tiene soporte nativo tanto en Windows como en OS X, por lo que ahí no hay que hacer nada, pero en GNU/Linux no lo tiene al ser un formato propietario de Microsoft, igual que FAT32 y NTFS.

No obstante, y en el caso de que nos haga falta, en GNU/Linux tenemos la opción de instalar exfat, que es una implementación libre para el sistema de archivos exFAT.

Este es un proyecto que tiene como objetivo proporcionar una implementación de sistema de archivos exFAT con todas las funciones para los sistemas de tipo Unix. Se compone de un módulo FUSE (fuse-exfat) y un conjunto de utilidades (exfat-utils).

En la mayoría de distribuciones GNU/Linux existen estos paquetes en repositorios, fuse-exfat y exfat-utils, basta con instalarlos para tener soporte completo de exFAT en nuestra distro. En distribuciones más punteras en repositorios, caso de las rolling release, con la última versión de exfat-utils ya no es necesario instalar el paquete fuse-exfat pues ya viene dentro del primero.

En el caso que nos ocupa, que no es otro que el de KaOS, hace tiempo que subí estos paquetes al KaOS-Community-Packages, y con esta nueva actualización de exfat acabo de actualizar exfat-utils para estar al día.

Podemos instalarlo en KaOS vía Octopi o desde la terminal usando la herramienta kcp.

kcp -i exfat-utils

Recuerden que ya no es necesario instalar fuse-exfat, pronto será eliminado de KCP.

Cuando KCP nos pregunte si queremos editar el PKGBUILD le decimos que no y tiramos millas.

Una vez instalado exfat-utils ya podemos reiniciar y tendremos total soporte de lectura y escrita desde nuestra KaOS en particiones o discos formateados en exFAT.

Enjoy 😉